viernes, 29 de abril de 2011

TRATAMIENTOS PARA LA BULIMIA

De acuerdo a la gravedad de la situación, se puede recurrir a un tratamiento ambulatorio o a la hospitalización.Una vez que la bulimia se ha detectado, se debe tratar de evitar los vómitos, normalizar el funcionamiento metabólico del enfermo, imponer una dieta equilibrada y nuevos hábitos alimenticios.Conjuntamente a este tratamiento se lleva a cabo el trabajo psicológico con el fin de reestructurar las ideas racionales y corregir la percepción errónea que el paciente tiene de su propio cuerpo.


La curación de la bulimia se alcanza en el 40 por ciento de los casos, si bien es una enfermedad intermitente que tiende a cronificarse. La mortalidad en esta enfermedad supera a la de la anorexia debido a las complicaciones derivadas de los vómitos y el uso de purgativos. Es muy importante que si un integrante de su familia, sea niño, adulto o jóven, exhibe los conductas o síntomas de este trastorno alimentario acuda al médico.
Y recuerde que la bulimia al igual que otras enfermedades se pueden prevenir, en este caso las fomas más indicadas son la eliminación del énfasis cultural y social en la perfección física y sobre todo con mucho amor, apoyo y comunicación entre la familia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada